logo
Ven a disfrutar una ciudad donde la armoniosa mezcla de desarrollo urbano, arquitectura y un profundo legado de tradiciones se mezclan.
Descubre Guadalajara
Top
Vacaciones en Guadalajara

Vacaciones en Guadalajara: 7 cosas que hacer en Tlaquepaque

La Perla Tapatía es una ciudad llena de matices. Nos sorprende con edificios modernos, propuestas gastronómicas y un sin fin de eventos culturales que la consagran como la segunda ciudad más importante del país.

Tlaquepaque es sin duda un lugar que no puedes dejar de visitar para experimentar un ambiente típicamente mexicano, donde los colores y sabores se mezclan en sus calles, encantando de magia bohemia a quienes lo visitan.

Ya que es parte de la Zona Metropolitana de Guadalajara, se puede llegar fácilmente por distintos medios como el Tapatío Tour, un autobús de doble altura que te lleva a diversos puntos turísticos de la ciudad, así como algún servicio de transportación privada, o inclusive en transporte público tomando las rutas  616, 275B en la calle Prisciliano Sánchez y su cruce con Av. 16 de septiembre o la línea TUR que pasa por Av. 16 de septiembre y calle López Cotilla.

Si llegas temprano, inicia tu recorrido desayunando en La Mata Tinta, un acogedor café galería, ubicado al interior de la Plaza de las Artesanías. Degusta la primera comida del día rodeado de obras de arte realizadas por talento local y prepárate para dar una caminata relajada, recorriendo las diferentes tiendas de artesanías, cerámica, vidrio soplado que encontrarás en tu camino.

Saliendo de ahí, dirígete al Centro Cultural El Refugio (Donato Guerra 160), solo visitar el edificio vale la pena, ya que se trata de una construcción del siglo XIX que albergó un convento, un hospital y una casa de ejercicios espirituales, donde al día de hoy se exhiben exposiciones temporales y se realizan actividades artísticas a lo largo del año. Luego, camina hacia al Andador Independencia, al inicio está el Jardín Hidalgo, un espacio arbolado con un kiosco al centro y la Parroquia de San Pedro al fondo, formando una clásica imagen de postal.

En tu paso por el andador, te irás encontrando con tiendas de artesanía finas, hermosas galerías, productos de piel bellamente confeccionados por manos mexicanas, esculturas que adornan la calle (y con las que querrás tomarte una foto) y hasta podrás preguntarle por tu futuro a los pajaritos de la suerte.

Al la mitad del andador, encontrarás el Museo Regional de Cerámica, instalado en una hermosa finca del siglo XVII y donde se exhibe una muestra representativa de artesanías en diferentes tipos de barro: bandera, canelo, petatillo, bruñido, betus, vidrio soplado, miniatura y cerámica contemporánea. También tiene montada una auténtica cocina del siglo XIX, que te dará idea de cómo se cocinaban los platillos típicos sin ningún electrodoméstico moderno. Imaginarte el proceso, seguro te abre el apetito, entonces, será momento de dirigirse al Restaurante El Patio un lugar preferido por turistas y locales, donde se saborea la auténtica comida mexicana en un ambiente de algarabía y sones interpretados por el mariachi femenil.

Saliendo de ahí, continúa tu recorrido por el andador o toma la Av. Juárez, hacia el Parián, ambas vías están llenas de comercios y galerías de artesanías finas como Amanoarte una tienda donde puedes encontrar finos textiles elaborados por manos indígenas, de diseños exclusivos.

En el Parián, siéntate en un cómodo equipal y prepárate para la “variedad” que comienza caída la noche. Cierra el día tomándote una cazuelita mientras disfrutas de una velada acompañada del folkore mexicano.

Recuerda que si vienes a Guadalajara, la mejor opción para reservar tu hotel la encuentras en: www.guadalajaramidestino.com/reserva/

Sorry, the comment form is closed at this time.

X